Raül Jurado Gallego, "Raül de Ümlaut"

Raül Jurado Gallego, "Raül de Ümlaut"

Cuando dices lo que piensas, yo pienso lo que digo; luego piensa, luego digo

domingo, 19 de junio de 2011

--CREACIONISMO--


I



No me llamo Ümlaut soy yo aunque yo fue desterrado
No encontré los caminos que llevaban a mi alcoba
Fueron censurados por los cantos opresores de las luces
Como centellas que revolotean tras los visillos de la luna
Fui ostra de una sombra y calca de una mano sin dedos
El caballito de madera que balancea a las hojas caídas del otoño
Muestra su dentadura llena de caries como partitura de piano
Fuera se columpian las farolas en trapecios de silencio
¿Quién debió de decirme que no era cierto que el caballo era de madera?
¿Por qué al soñar despierto tengo pesadillas mientras duermo?
Ümlaut ¿quién cierra la puerta con llave?
Ruedan por los rincones del arcoíris las bolas que se descolgaron
Reflejadas en los bulevares que dan a los balcones de agua
Ílla es nañab y naetopahc omoc le odrec ne le orrab
Siempre que se apagan las luces se encienden los ojos
Habrá un cometa en la noche que por fin tenga brillo
Que sepa decir dónde está la caja de cables y luciérnagas

INÉDITO 
Foto: "Punk is not dead?"©  Raül Jurado Gallego

7 comentarios:

  1. Con sinceridad, quizas una de las mejores que te he leido, me ha encantado amigo. Un gran abrazo Illo, que todo vaya bien.

    ResponderEliminar
  2. Cuando veas ese cometa, pégame un toque ;)

    ResponderEliminar
  3. Que las puertas estén cerradas con llave, no importa. Las puertas, como dicen los sabios japoneses, se abren desde dentro. Quizás es tu poesía, tu espléndida poesía, la que puede abrir esas llaves. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante poema. Por más opresión y más luces apagadas que se interpongan en tu camino, siempre habrá un alma indómita, una cabra que tire hacia su monte.

    ResponderEliminar
  5. Querido Poeta y paisano:
    Hace unos días fui a visitar a Fernando Jiménez Ontiveros a su Torrelodones de resicencia para felicitarle por el libro que presentaría pocos días después y, en nuestra conversación, en su casa, acompañado por su mujer y otros dos poetas de la plaza, saliste a relucir para ensalzar tu poesía. He querido reflejarlo aquí no por el valor que pueda tener mi opinión, sino por la suya y la de sus dos amigos.
    Espero tener la ocasión de conocerte algún día en mi Cáceres del alma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Bello, intenso y vibrante poema,que enciende las luces del alma y eso ya es un buen comienzo. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bloque vacío que espera letras y comas y puntos seguidos...