Raül Jurado Gallego, "Lüar de la Rosa AKA Raül de Ümlaut AKA Lüar Odaruj"

Raül Jurado Gallego, "Lüar de la Rosa AKA Raül de Ümlaut AKA Lüar Odaruj"
Raül Jurado Gallego, "Lüar de la Rosa AKA Raül de Ümlaut AKA Lüar Odaruj"

Cuando dices lo que piensas, yo pienso lo que digo; luego piensa, luego digo

jueves, 16 de diciembre de 2010

俳句

el canto simple
niños bajo el orvallo
quieren ser hombres

...

entre la niebla
manos del árbol fósil
cuarenta escudos

...

la nieve muere
al despertar cansino
del sol naciente

...

escarcha rota
reflejo del nenúfar
que volvió solo

viernes, 19 de noviembre de 2010

D - XXI


Como la flor indolente que brota en el desierto
son mis palabras de poeta entre hormigones,
indecentes versos que cayeron por su propio peso
a los albañales cavados en los oídos de los otros;

pero aguardan su momento, el de la luz y el agua,
para salir del pecho y reventar contra los vidrios.

Al rutilar de unos ojos que sufren desconsuelo
no pueden callar las plumas tiznadas de negro,
las  máculas de sombra tallarán los pliegos albinos
para empaparse de lágrimas y escurrirlos al váter.

Pasarán los hombres, como los reflejos en el espejo,
como los vientos de alcoba entre los vanos del muro
y quedarán los estigmas de sus palabras y sus pasos.

Mas aunque haya arena en los labios que será barro
y moldes de manos,
mas aunque vengan empujones de hombros,
y mujeres y niños y ancianos,
cobijará la soledad al poema sucio
en las esquinas impolutas de un arco.

De "Lo bueno de ser una rata" (INÉDITO)

domingo, 31 de octubre de 2010

Si viene el poeta


A José Cercas, amigo Pepe”
Como es el agua al brote de jara
son tus manos al verso, poeta extremeño,
de la ausencia y la derrota,
como el luto de abuelas tras visillos,
luz detenida en las alcobas,
esa que habita entre tus hojas.
Bardo de voz triste en el balcón suplicante
de esa casa clavada en la tierra:
¡grita al mundo que en las piedras
también se tallan los poemas!
Tú que cercas las palabras en triángulos
de tinta.
Tú que tiznas con estrofas los bocetos
de vida.
Si viene el poeta, tranquilo,
le diré que estoy contigo.

sábado, 16 de octubre de 2010

La Voz de San Roque nº 3


De la mano de Juan Antonio Rodríguez Méndez del Soto como director de la revista, ésta ve la luz en junio de 2.010 con su primer número. Repasando la vida y costumbres de los "machas", "La voz de San Roque" nos mantiene al día de todo cuanto acontece e interesa a la comunidad del emblemático barrio de San Roque de Badajoz, mi barrio. Es más, como un "macha" en la diáspora que soy, el tener acceso a la vida de mi querida barriada a través de esta ejemplar publicación me llena de satisfacción, máxime cuando, como en este tercer número, Juan Antonio ha contado con mi humilde colaboración.

Acceder al nº 3 de "La voz de San Roque" completo: http://issuu.com/acpepe2000/docs/vsr3_prueba1

viernes, 8 de octubre de 2010

Princesa de talco



"A mi niña Lara porque la quiero"

Sabes que mis huellas serán tus pasos,
mis pies tus manos,
mi cuerpo sombra de tu cuerpo
mis ojos faro de tus sueños
mi vida parte de tus actos.

Sabes que tu saliva mitiga mis llagas,
tu voz mi alma,
tus labios reflejo de mi escarcha
tu pelo el velo de mi cara
tus miedos el vacío de mi nada.

Sabes que puedes contar conmigo:
con mi luna y su relente
con mi puerta y su vereda
con mi juicio y su condena
con mi mundo y sus esquejes.

Escribí estos versos para que tú los leyeras
y así hacerlos poema,
porque eres mi princesa de talco
y yo tu escuarzo encantado,
mi ángel de Alberti en la tierra.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Walking Around

Sucede que me canso de ser hombre.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro
navegando en un agua de origen y ceniza.

El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana,
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines,
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.

Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre.

Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío.

No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño,
hacia abajo, en las tripas mojadas de la tierra,
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.

No quiero para mí tantas desgracias.
No quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos,
aterido, muriéndome de pena.

Por eso el día lunes arde como el petróleo
cuando me ve llegar con mi cara de cárcel,
y aúlla en su transcurso como una rueda herida,
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.

Y me empuja a ciertos rincones, a ciertas casas húmedas,
a hospitales donde los huesos salen por la ventana,
a ciertas zapaterías con olor a vinagre,
a calles espantosas como grietas.

Hay pájaros de color de azufre y horribles intestinos
colgando de las puertas de las casas que odio,
hay dentaduras olvidadas en una cafetera,
hay espejos
que debieran haber llorado de vergüenza y espanto,
hay paraguas en todas partes, y venenos, y ombligos.

Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.

Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, Pablo Neruda

lunes, 23 de agosto de 2010

Tuve


Siempre tuve la cara manchada de agua con tierra,

los bolsillos repletos de sueños

y una idea gamberra.

Una goma, dos chicles, tres duros y quince pesetas,

un chándal Puma que escondía

cien mil agujetas.

Una bici Motoreta roja con sillín de diseño,

un patín con las ruedas de goma,

una cinta de Leño.

Un cielo vacío de Santos para horror de mi madre,

en el fútbol no fui del Sporting,

la ilusión de mi padre.

Rebanadas de pan integral, azúcar y manteca,

un carné sin plastificar

de la biblioteca.

Un rincón detrás del armario en casa de mi abuela,

una cama mueble y San Judas

como centinela.

Una vieja canasta colgada en mitad del pasillo,

un ventanal de tela metálica,

una jaula y un grillo.

Una bolsa de supermercado llena de canicas,

los llantos siempre traidores

de los acusicas.

Un muerdo de perro cansado que dolía sólo un rato,

gorriones, peleas de hormigas,

zarpazos de gato.

Cuatro ranas en una garrafa de agua cortada,

un chupito de vino en el campo,

la primera calada.

Un puñado de pipas peladas, kikos, gusanitos,

un flash, un palo cazú

y los tiernos Phoskitos.

Una vieja peonza cansada de dar sólo vueltas,

un equipo de futbol de chapas

y dos tuercas sueltas.

Una caja vacía de zapatos con gusanos de seda,

el tapón de la cámara usada

de una vieja rueda.

Unas J’hayber azules y blancas del treinta y ocho,

un vaso de leche cocida

con nata y bizcocho.

Tirachinas con globos de cinco y boquillas Fontvella,

una herida de guerra en la frente

y más de una mella.

Largos baños en una gravera en tardes de Agosto,

heridas sin sangre en los pies

por pisar en lo angosto.

El pitido de la olla express, cuadernillos Rubio,

camisetas listas para tender

después del diluvio.

Vacaciones Santillana, recreo sin merienda,

miedo a la oscuridad

y alguna reprimenda.

Un reloj oriental con alarma, cronómetro y luz,

un walkman, un piano a pilas,

un gusiluz.

Foto: Descargada de la red de la página http://pisadasmyblog.wordpress.com/category/pisadas/. Si su autor lo cree conveniente puede ponerse en contacto con el administrador de este blog para su retirada.

viernes, 30 de julio de 2010

Ecos del valle


Mi voz sola se va,
cae por los bancales
del cerezal.

Vete pausada
por las tristes laderas
de las alamas.

De las alamas vuelve,
te ignora el valle,
con su oscuro desdén
poco amigable.

Mi voz planea el viento,
en canoas de nubes
bajo el lucero.

Vuelve tranquila,
por los surcos del tiempo
pendiente arriba.

Pendiente arriba vuelve,
sin miramiento.
Grito descontrolado
flor de cerezo.

De "Tallado en la madera", I - Concreta Inherencia (INÉDITO)
Foto: BUENOS DÍAS © , Raül Jurado Gallego.

domingo, 4 de julio de 2010

La caja desempolvada



Del trastero en el ángulo oscuro,
por su dueño tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo,
veíase la caja.

Trasteando en la buhardilla
de mi desordenada cabeza,
en el más obsoleto de los recovecos
que la conforman
he encontrado esta mañana,
cuando los punzantes rayos
del recién despertado monarca astral
se desperezaban contra mi cara,
la caja de mi niñez.

Revestida por una tupida y recia
costra de polvo
fruto del paso temporal, del olvido
y el desinterés,
sellada por una cinta
que de adhesiva sólo le queda
el primer apellido
y rematada por un puñado de grapas
cuajo de un caldo de cultivo.

El barco pirata que surcaba el océano
siempre pacífico
del pasillo que daba al salón,
el fuerte vaquero
donde indios y soldados se peleaban
una y mil veces
pero que en el fondo se querían
pues terminaban durmiendo juntos y revueltos
en la misma bolsa encima del viejo armario.

Y una peonza presumida
con una chincheta clavada en su testa
y pintada de mil colores
por los mágicos rotuladores Carioca.
...Y canicas. Un bote vacío de Lacasitos.
La película de E.T.
Y la cinta de cassette de Led Zeppelin,
y el libro “La historia interminable”...
¡Y tantas cosas!

Triste y abatido
he llegado a la maldita conclusión
de que la inocente infancia de nuestros días
no es tal,
es insensiblemente ajena a la nostalgia
y vive puramente maquinada.
He presentido la expiración del verso,
he sentido la muerte de la poesía,
he notado la rendición del poeta.

¡Tengo que luchar y adaptarme!
¡Intentar convivir
más por necesidad que por ganas
con esta inquilina invasora
llamada tecnología!
¡Cómo se dice hoy, actualizarme!,
pues en definitiva,
prefiero morir escribiendo
que vivir robotizado:

Voy a ver si me sale algo,
pues tengo que estar al día,
y demostrarme que valgo
y hablar de tecnología.

Vente esta tarde a mi 'kely'
cuando mi vieja se largue,
vamos a ver una peli
espero que no te amargue.

Mi viejo me ha regalado
hace un rato un DeuVeDé
y lo ha dejado instalado
a mi nuevo TeDeTé.

No se te olvide traerte
las NINTENDOS y la WIÍ,
pues la PLAY no me divierte
y la he quitado de aquí.

Tengo WIFI en el PeCé
y línea ADeSeeLe
para bajar un CeDé
con las pibas de la tele.

Y si te cansas, no sé,
pues descansamos un rato,
tú juega a la PeeSePé,
yo escucho el eMePecuatro.

Parezco una chirigota,
mejor me voy a ir callando
o más de uno se alborota
por lo que he estado contando.

Esta historia no me cuaja
es una americanada
yo me quedo con mi caja
que ya está desempolvada”.


De "Simples discurrires. La caja desempolvada".
Foto: CABIZBAJO © , Raül Jurado Gallego.

martes, 15 de junio de 2010

Tiempo (una primavera más)


Desaté de las ramas dormidas
Un sueño dorado entre verdes
Bajo un cielo de mediodía,
Naturalmente inmóvil,
Cantaba entre acordes de brisa:
-¡Más flores, más flores!
Ocultas. Palpitan.

....................

Con paciencia, tras dunas asoman
Leves pupilas de agua dulce,
Siempre estuvieron ahí,
En vaho perdían el tiempo,
En espejos velaban la luz
Balcón del aire, desnudez del éxtasis.
Sin frenesí. Respiran.

....................

Entre dos fondos caben
En el invierno estrépito
La puerta breve de lo azul
Que en silencio pide
Un bosque.
Desnudo el humo. Mudado el sol
Brilla en los bordes.

....................

Embelesa la penumbra los aromas
En las nubes brincan reservados
Se tiran las sombras como versos
Que surgen erguidas invadiendo
El equilibrio triunfal de lo bello.
-¡Más flores, más flores!
-¡Más colores, más colores!

De "Tallado en la madera" - Abstracción Fatal.
Foto: 90 © , Raül Jurado Gallego.

domingo, 30 de mayo de 2010

Alas (y van y vuelven)


A Agu Ostos, Lord Ostos...poeta...amigo

Ante el vuelo una pausa en el tiempo,
una mitad emplumada ante los fríos del invierno,
un movimiento estuoso basta,
un soplo vital.

En la ribera de los quejidos la grieta emana silencio,
la ventana al sur refleja
la senda sin polvo,
acumula los vientos enfrascados como velas,
el sentido es el que marcan los relojes.

La vista no alcanza más en la noche,
mi luz duerme a la espera.

De "Tallado en la madera", II - Abstracción Fatal (INÉDITO).
Foto: S.O.S. © , Raül Jurado Gallego.

martes, 25 de mayo de 2010

Ergullu estremeñu


El pasado mes de Abril la “Asociación Pablo Gonzálvez” de Miajadas me invitó ,de manos de su presidente Bienvenido Gutierro, a participar en los actos de homenaje al poeta José María Gabriel y Galán. Dicha asociación formada por un increíble grupo humano de gente que lucha porque la jabla estremeña sea reconocida como lengua propia de Extremadura, convocó el II CERTAMEN DE POESÍA EN JABLA ESTREMEÑA JOSÉ MARÍA GABRIEL Y GALÁN al que, como he dicho, fui invitado a participar. Y por supuesto lo hice y tuve el enorme placer de ser galardonado con el primer premio.

A continuación dejo un artículo que escribí en relación al tema y el poema presentado al certamen.

El extremeño, ¿un castellano mal hablado?

A menudo ésta es la afirmación que cualquier desentendido en la materia proclama sin pudor a los cuatro vientos: -”El extremeño es un castellano mal hablado”.

De entrada, y según los dialectólogos, el extremeño no es un castellano mal hablado y, aunque está notablemente influenciado por él, no es ni siquiera un dialecto del mismo.

Cada vez son más los lingüistas que estudian con fundamento y en profundidad las raíces de la jabla estremeña y cada vez son más las aportaciones positivas en favor de la misma que sacan en consecuencia.

Según estos estudiosos del tema, el extremeño está constituido por un muy complejo sistema lingüístico basado en una fuerte personalidad propia dentro de los esquemas que forman las hablas leonesas.

El extremeño como lengua no procede directamente del latín, sino más bien del Astur-Leonés medieval, una lengua intermedia interpuesta entre el latín propiamente dicho y el extremeño.

El Astur-Leonés medieval fue una lengua surgida de la evolución que tuvo el llamado latín vulgar. El latín vulgar fue el hablado principalmente en la Hispania romana, el utilizado por el pueblo llano y que nada tenía que ver con el latín clásico, y que se utilizaba en diferentes territorios que componían el antiguo Reino de León.

Pues bien, según lingüistas y dialectólogos, el extremeño procede directamente de este Astur-Leonés medieval, lengua ya extinta, y que junto al Leonés, Asturiano y Mirandés formarían las cuatro vertientes derivadas de él y muy bien diferenciadas entre ellas.

No hay que olvidar un dato importante, y es que en los siglos XII y XIII Extremadura fue conquistada por el Reino de León, lugar éste donde se hablaba el Astur-Leonés medieval y lengua ésta que hablarían posteriormente los repobladores y conquistados.

Y fue en el norte de Extremadura donde, por lo abrupto del terreno y el aislamiento que padecía la zona, el estremeñu se arraigó con más fuerza y pureza. Cabe destacar que en Extremadura existen dos ortografías bien diferentes para escribir estremeñu, dos ramas del mismo árbol, ya que en esencia son idénticas: por un lado la ortografía desarrollada por Gabriel y Galán, más castellanizada, más esencial y más norteña, y por otro lado la ortografía de Luís Chamizo, más reciente, más fonética, más sureña, más castúa.

Con estos pequeños matices, pinceladas a gran escala, los ciudadano extremeños tenemos que plantearnos el defender nuestra lengua ante la incultura y falta de respeto del que osa decir que somos castellanos mal hablados, saber contestar que en vez de un castellano mal hablado, hablamos un castellano extremeñizado, que palabras mal pronunciadas para ellos, no son tal: naidi, asina, vusotrus, arradiu o dientista son palabras puras del Astur-Leonés, que les quede claro que vamos a acabar con este estereotipo y darle a nuestra lengua el rango que se merece y las señas de identidad que arrastra desde hace siglos.

Ergullu estremeñu
Un sintil m'envadi adrentu
de lo más jondu de mi alma,
un sintil de rabia y llantu,
y d'agini y de nostalgia,
de vel jombris nesta tierra
qu'arrenuncian de su raza.

Qu'entapujan sus parabras,
que falsefican su palra,
qu'escuendin d'aöindi vienin
y aondi van cola su casta;

y cuandu palran de su jenti
sientin velgoña de su jabla.

Peru comu iju el maestru,
embajaol d'esta tierra,
yo igu jierru, jumu y jacha,
y tamién jigu y jiguera.

lunes, 17 de mayo de 2010

Pena sumergida



Saquea la nostalgia
el dependiente anhelo de libertad
tan preciado,
que se evapora como lágrima
bañada en desgracia,
insípida, dócil
que cae al ascua viva y candente
de fuerza roja.

Y se sacude las cenizas
que aún le queman,
las esparce y se hunde en su desdicha
impotente y descontrolada
por aguantar la impaciencia
mientras se dispersa a la deriva
en un mar de lágrimas saladas
que sólo sale a flote
si se hinchan las maderas de la barra
del único bar que le da
serenidad con grados.

Se refleja el entusiasmo
en los cristales empañados
de la conciencia,
sumisa doncella
que se empacha de nostalgia
perforando el casco de la emoción,
pasajera en un crucero maldito
por cauces etílicos
ocultando el temporal de sollozos
en profundas cavernas coralinas
que atrapan en escurridizas migrañas
a las huellas dejadas atrás
por la locura ordinaria,
polizón huidizo de tragos amargos. 

De "Simples discurrires. La caja desempolvada"
Foto: LÁGRIMAS © , Raül Jurado Gallego.

lunes, 10 de mayo de 2010

Mujer


"A ti, mujer. Sácale roja al maltrato"


Tus manos,
que esparcen dóciles
las semillas de la ternura,
caricias tejidas en sedosa tela
de nubes delirantes
esbozadas en la pared
advierten del paso monótono
del diario cotidiano,
pasajero lúcido en los torpes pasos
pero siempre certero
en la previsión de su ego.

Tus manos,
que manejan sabias
(dura experiencia las avalan)
los hilos mágicos
que zarandean la vida,
títere imprevisible en el teatro
de los sueños,
papel incómodo de madre y esposa,
de ama de llaves,
centinela del bienestar ajeno
pero del propio descuidado.

Tus manos,
que hienden impávidas
por los mares del tiempo
extrañas al dolor,
que insuflan esperanza
con el surgir de una vida,
que amamantan los sueños
de algo bueno que está por venir.
Y vendrá.
¿Qué bellaco bucanero se atreve a amputarte?
¿Qué deseo sin fin de dejar sólo muñones?

Tus manos,
que buscarán tenaces
en el fondo del océano coralino
de tu alma superviviente
la manera de seguir siendo valiosas. 

De "Simples discurrires. La caja desempolvada".

domingo, 2 de mayo de 2010

El cambio



El Demiurgo que tira paredes,
que rebusca y hace un butrón
por un ápice de cosmos,
cóctel al revoltijo del tiempo traidor
que pone a cada uno en su sitio.

A la voz que desafía en forma de verso
abrazada a un barrote de cárcel,
que enmudece y traga saliva si te oye.
El cinismo vestido de largo
que aborda por la espalda, sin remilgos,
para pedir limosna a golpe de talonario
que vaticina cicatrices sordas
en la trastienda de un mundo enterrado.

A los ojos cuajados de odio donde flota
en cuencas vacías de abismo
la sonrisa envuelta en hilos de esperanza.

La falacia flanqueada por banderas
ondeantes al paso del atropello
que levantan polvo al galope,
que llenan la boca de tierra:

-Os cambio un gloria y un amén
por dos panes y dos peces.

-Escucha Romero, primero lor y luego ente,
ser indómito del sumidero, león manso,
déjalos que sigan escribiendo
para que vuelvan los dioses,
yo lo hago junto a ti
para que mueran definitivamente.


De "Lo bueno de ser una rata".
Foto: EL MENSAJE © , Raül Jurado Gallego.


domingo, 25 de abril de 2010

Más al sur del sur (África)


Expuesta silueta alígera que pintas
mis ojos de miel
no caigas más al abismo
de mi nostalgia teñida.

Acapara con tu llanto los sueños
del nuevo día
sabiendo que en mi camino
no hay más cabida que al tiempo.

Adereza con tu aroma de entidad
molturada
el perfume de un ayer enmascarado
entre el humo
deshollinado del reloj
que succionó con su lengua el jugo
vital
y acentuó su ritmo pausado mientras
miraba tras los vidrios.

Ya no abrasa la brisa con sus ingredientes
de sal.
En la trastienda de mi alma no se mecen
los latidos.
En los columpios del llanto no se seca
lo lavado.

La jirafa se tambalea tras la imagen
de aquel SOL que ayer
oreaba mis jaras.

De "Tallado en la madera", I - Concreta Inherencia (INÉDITO)
Foto: BLACK POWER © , Raül Jurado Gallego.

domingo, 18 de abril de 2010

La maleta

Este poema ha sido musicalizado por la cantautora argentina Silvia Noemí Occorso y formará parte de su segundo álbum "Aires de Libertad II". Todo un placer trabajar con ella. Gran artista, gran compositora, enorme voz y mejor persona.

Silvia colabora en el proyecto del libro "Poetas del mundo con Cáceres 2016" poniendo voz y música a todos los poemas del mismo dedicados a la ciudad de Cáceres y en el cual tengo el placer de participar con varios poemas.

Para escuchar la "maqueta" del poema "La maleta" acceder al siguiente link y una vez cargada la lista de reproducción buscar la pista con título "La Maleta":

http://gritosdesdeelhades.ning.com/profile/SilviaNoemiOccorso?xg_source=activity



A mi faro en la tormenta, a mi sol de invierno, a mi vida Lara”

Sin doble fondo, he visto un nenúfar brotar
del quebranto de un espejo
y que un libro de hojas en blanco
de boca en boca sopla a contracorriente.

Frasco de moras cautivas,
zarzales que te soltaron,
que alquitranaron mis huellas
y jamás dejaron rastro.

Sé del canto de puñados de pétalos
que en alboradas se lleva el aire
al balcón de una azotea que mira abajo,
más cuelga de unos hilos, de unas manos,
con alfileres de tender, que suben y bajan.

Sé del aliño de mis momentos opacos
que en tu sonrisa se pausan en el tiempo,
del deshielo de la luz del glaciar
que derrumba hojas de otoño para forjar
los pasos de mis gélidas pisadas.

Sé de los sueños pueriles de volar sin alas
que quedaron atrás y ahorcaron la nostalgia
en la rama de un ciprés.

Sé de la danza ancestral de mi lánguida voz
cuando dice que te quiere
y el retumbar de unos timbales sepultan párpados
en el malva de tu blanca calma.

La hice,
y tal vez mañana el tiempo arranque a pedazos
la sombra de aquel ciprés que el sol moldeó
a su gusto y la luna deshizo al relente,
vacía de sueños, plena de ti.

De "Tallado en la madera", I - Concreta Inherencia.
Foto: SILVIA OCCORSO ©


 



domingo, 11 de abril de 2010

La botella


Ufana lengua de alfileres
lame al viento punzando su abanico
de palos de aire,
de heridas sin fractura.

Alfombra de semillas
de genética rebozada (y germinará)
encrestando
la cima de la cima.

Directrices al abismo
de un eco que se columpia esquivo
de voces que le dicen
lo que tiene que decir.

Faro en sabulosos páramos
con ojos escarchados que orientan
al poeta, trovador a lomos
del unicornio de Silvio.

Ínsulas mullidas
de angosta sequedad insatisfecha
que enjuagan abucheando al ego
de cerebros decaídos.

Traquetea la libélula
entre aros incipientes de humo,
entre cometas infames
de libertad prisioneras.

Descansa la paz junto al barco
en el espacio infinito
del interior
de una botella vacía.

De "Simples discurrires. La caja desempolvada".
Foto: CALM © , Raül Jurado Gallego.

martes, 6 de abril de 2010

Sentido (DON'T CROSS)


“A ti, poeta”

He conocido los despojos
de la soledad,
ululaban sin respuesta por
mi decapitada cabeza,
a oscuras,
para punzarme a tientas con
sus lenguas viperinas
mi frágil y aturdido, cerrado,
corazón.

He sabido de tinteros que
vilmente volcaban
lo poéticamente
incorrecto
derramar
su tinta,
en forma de metralla
acribillar folios en blanco
y negro,
perfilar su silueta hasta cercarla
con un “NO PASAR”.

He percibido las afiladas
uñas de un ataúd
recorrer mi
espalda;

vástagos malditos de la hiedra
clavarme sus astillas hasta
descomponer mi rostro
para seguir señales
de humo a
ningún
lugar.

Creo haber visto demasiado,
haber vivido lo suficiente
para no saber lo que quiero
pero si lo que no quiero.

Creo haber visto demasiado
para no guardar silencio.

De "Lo bueno de ser una rata".
Foto: VOLVER © , Raül Jurado Gallego.

sábado, 3 de abril de 2010

MINIMAL (Escalera a Tú)



Sólo yo soy la frontera,
sólo yo el expatriado
que espera su vez.

Solo yo.

Sólo yo escribí aquellos
versos para que tú
los leyeras.

Sola tú.

Más allá, aún más de los
límites de la tinta
y el borrón en
los papeles.

Yo en mi mundo,
a solas los dos,
tú en el mío.

Solos.

Y yo.

Tú.

De "Tallado en la madera", II - Abstracción Fatal, (INÉDITO).
Foto: CROSS © , Raül Jurado Gallego.

martes, 30 de marzo de 2010

El jardín de las libélulas


En la hora de las moscas,
alas,
trazos de alcobas que ven
balcones.

Inquieto, el maullido del
viento
iza el canto desesperado
de los quicios.

Tras los visillos se arma
de nostalgia
el hombre.

Trajo la niebla a su paso
agua,
agua fresca de los pozos.

(su huella en las tapias,
su rostro en los cristales,
sus ojos viéndose ir).

Va inmediata la muerte,
vuela aire a los molinos,
gira
y gira.

Cae la noche en globos
al jardín de las libélulas.

De "Tallado en la madera", II - Abstracción Fatal, (INÉDITO).
Foto: ECO © , Raül Jurado Gallego.