Raül Jurado Gallego, "Lüar de la Rosa AKA Raül de Ümlaut AKA Lüar Odaruj"

Raül Jurado Gallego, "Lüar de la Rosa AKA Raül de Ümlaut AKA Lüar Odaruj"
Raül Jurado Gallego, "Lüar de la Rosa AKA Raül de Ümlaut AKA Lüar Odaruj"

Cuando dices lo que piensas, yo pienso lo que digo; luego piensa, luego digo

sábado, 15 de diciembre de 2012

VIDEOEMA II



CÍRCULOS

Aún recuerdo cuando fui hombre
y el vivir sin lluvia ni vientos
me empujaba a los balcones
a mirar cometas
enredarse en las antenas.

Sé que puedo sobrevivir solo
mas sabiendo que hay tierra
debajo de la tierra,
agua debajo de las nubes
que proyecta los destellos
de mi rostro cuando ríe.

Quiero enraizar mis pies al suelo
como cuando fui flor,
como cuando la abeja entonaba
sonetos tras mis oídos
y el hombre fundía resina y miel.

Cuando sea hombre quiero ser flor,
quiero oír versos en forma
de aleteo, mirar colas de cometas,
fundir resina con miel.

sábado, 17 de noviembre de 2012

La barandilla

A menudo escapo, como humo despreciado de tabaco,
del riesgo que supone escribir;

más no lo hago veloz, acaso porque quiero,
en lo interior de mi alcoba vacía
que vuelva a tentarme y a secuestrarme.


domingo, 11 de noviembre de 2012

sábado, 14 de julio de 2012

POETAS

Los poetas somos como una esponja:

absorbemos del entorno gestos, colores,
caricias en la piedra y ruido;

nos embebemos la lluvia,
hacemos flexibles los sentimientos,
nos tragamos los aromas.

Al final, cuando el corazón aprieta,
arrojamos todo en forma de palabras.


lunes, 23 de abril de 2012

Nostradamus


Me creía, estúpido de mí, almadía oleosa
en las órbitas aguadas del cielo,
un cielo ya inconexo con la humanidad
donde se cuelgan las nubes de un soplo vital
hasta desfallecer por asfixia.

Ha exornado hoy la luna con líquenes vespertinos
los muros algo mohosos de mi cordura,
ha desencalado mitades,
arrasado con las flores,
dejado, inocente de él, huérfano al pétalo retoño.

Quizá por eso, hoy algo distante, redobla una campana,
pedante metal otrora venerado,
pájaro de mal agüero que agita esas ramas
precipitando por el barranco a las gotas de rocío.

Presiento, pues, que veréis imperfectos
los latidos,
que, aún rompiéndolos, volverán los espejos
a mostrarse al borde del cielo
donde tiene su casa el sol;

querremos entonces todos, con caluroso desorden,
entrelazar nuestras babas -en oquedades perennes-
para anegar los cuerpos que el reloj
dejó un día en papel satinado.

Si veis que la lluvia galantea con el transido rostro
es que pide permiso para ubicarse,
es como si el enmarañado universo, del que cuelgan
impolutos los planetas,
no tuviese licencia para henchirlos de polvo.

Allende de caer rayos
volarán panza arriba apizarrados cuervos,
serán sombra de la tierra y grieta de la nube,
por eso resbalan por sus plumas lágrimas silbantes
que sobre el mar no son más que aire
atornillado a una ola.

Yo, al pasar refulgente de una estrella,
imploro una aspiración galopante:
que el hado se despiste un solo minuto
para que el hombre corrija toda una eternidad.

Raül Jurado Gallego ©, POEMA INÉDITO

jueves, 12 de abril de 2012

aquella nube
dejó a la flor en gris
la luz y el canto


2012, ©

viernes, 3 de febrero de 2012

In itinere

si vuelve 
                 el viento 
                                 a empujarme 
                                                          bosque adentro

me procuraré un sitio seguro en los hilos de la brisa
junto a los acres motores que mueven alas de estorninos

donde un día aprendí 
                                        a perder amigos
                                                                       de manos de la amistad